El verano es una época del año que todos esperamos siempre con ilusión. Las vacaciones y el buen tiempo llegan de la mano, invitándonos año tras a año a buscar nuevos destinos donde poder relajarnos y descansar. ¡Hemos trabajado durante meses y ya va siendo hora de dedicarnos un tiempo para nosotros!

Es por esta razón que queremos compartir contigo un destino que nos parece sumamente recomendable al momento de planificar las tan anheladas vacaciones. Nos referimos a la Costa Blanca, nombre que recibe una parte del Mar Mediterráneo, la cual baña la zona de Alicante y que comprende desde Denia hasta Pilar de la Horadada.

¿Por qué pasar tus vacaciones en la Costa Blanca?

1. La noche

No importa si eres amante de los planes tranquilos o de la fiesta larga, puesto que en esta zona del litoral español existen actividades de primer nivel y para todos los gustos. La vida nocturna tiene un sabor mágico, acompañada de los gratos acordes que el mar orquesta de fondo y de las luces que suavemente cubren las ciudades.

Restaurantes de renombre para aquellos que disfrutan de una buena cena, así como toda la tranquilidad que necesitas para dar un paseo antes de ir a descansar. Por otro lado, la zona costera también cuenta con un gran abanico de bares y lugares de entretenimiento, por lo que no quedarás desamparado en ningún caso.

2. Paisajes de ensueño

Uno de los elementos que más llaman la atención en el sur de España, es el grato tiempo que suele haber en comparación con otros lugares de Europa. En la Costa Blanca, esto se complementa con un entorno de ensueño, donde podemos apreciar el profundo azul del mar danzar en perfecta sincronía con las blancas fachadas.

Si eres de las personas que disfruta un entorno tranquilo y encantador, quizás sea una buena idea encontrar la villa en Orihuela Costa de immosol.com ideal para ti y los tuyos. ¡Ahora sí que vas a disfrutar completamente de vuestras vacaciones en la Costa Blanca!

3. Comida gourmet vinos y tapas

Disfrutar de una buena comida es uno de los más grandes placeres de la vida. Por supuesto, durante tus vacaciones en la Costa Blanca, tendrás una gran variedad de oferta gastronómica, cuyos principales protagonistas serán las tapas y el sabroso vino sureño.

Estos productos típicos de la zona mediterránea cuentan con una gran fama a nivel internacional, siendo capaces de satisfacer incluso a los paladares más exigentes.

Si eres amante de la alta cocina o quieres animarte a probarla, también podrás encontrar restaurantes de la más alta reputación. La Costa Blanca tiene la fortuna de contar con nueve estrellas Michelín repartidas a lo largo de su bahía, siendo un elemento sumamente llamativo y que habla muy bien de la tradición gastronómica de la zona.

4. Artesanía

Uno de los elementos que más llama la atención a la hora de recorrer los mercadillos y tiendas de la Costa Blanca, es la gran cantidad de joyería y productos artesanales que se pueden encontrar en ellas.

Esto se debe a que esta zona es cuna de gran cantidad de artesanos, quienes desarrollan sus destrezas y transforman su pasión por los trabajos manuales en su modo de vida. ¡No te lo pierdas!